Hernia Discal

Hernia discal o hernia de disco:


La columna vertebral está conformada vértebras, discos intervertebrales, ligamentos músculos y estructuras nerviosas. Entre cada una de las vértebras hay un disco intervertebral. Los discos de la columna son unas almohadillas  cartilaginosas que permiten la movilidad y flexibilidad de las vértebra y además las mantienen unidas.

 
 

Los discos de la columna tienen 2 partes: el anillo fibroso y el núcleo pulposo -video relacionado . El primero tiene una labor de resistencia y protección del segundo. El núcleo pulposo está formado por un líquido gelatinoso que permite la amortiguación y movilidad entre las vértebras.
 
 

 


La hernia discal es el resultado de la deformación de alguno de los discos intervertebrales


Mantener una mala postura por periodos largos (Lea nuestro artículo sobre la importancia de la buena postura en el trabajo) y los movimientos o esfuerzos que requieran demasiada fuerza pueden hacer que el anillo fibroso, es decir la parte externa, se debilite y el disco se deforme. Esta deformación puede ser de dos tipos: una protrusión discal o una fisura del anillo fibroso. Lo que se conoce como hernia discal es el resultado de la fisura del anillo fibroso que permite la salida del núcleo pulposo, sin embargo, en ambas circunstancias, la deformación puede hacer que el disco empiece a comprimir los nervios que pasan por la columna y de esta manera generar dolor lumbar o en las extremidades.


hernia discal


Síntomas de una hernia discal o hernia de disco: 


Las hernias discales pueden suceder en cualquiera de los discos intervertebrales de la columna. Los síntomas suelen variar dependiendo de la parte de la columna en la que se presenta la hernia. Muchas personas pueden tener hernias discales y no sentir dolor, sin embargo, las molestias relacionadas con una hernia discal son las siguientes:


  • Dolor en la espalda, justo en la zona donde se produjo la hernia.

  • Dolor irradiado hacia las extremidades superiores o inferiores dependiendo del nervio que está siendo comprimido por la hernia.

  • Hormigueo, adormecimiento, corrientazo, sensación o pérdida de fuerza en la extremidad comprometida


¿Sospecha que tiene una hernia discal? Visite este link para hacer un diagnóstico en línea Link a diagnóstico en línea


Razones por las que se produce una hernia de disco: 


La hernia es producto del desgaste, pérdida de la elasticidad y de la resistencia del anillo fibroso del disco. Esto se debe a un aumento en la presión al interior del disco que excede la resistencia de las fibras de la cubierta (anillo fibroso). El aumento en la presión del disco puede deberse a:


  • Tener una musculatura débil en la espalda

  • Estar mucho tiempo sentado y no hacer ejercicio

  • Estar muchas horas inclinado

  • Someterse a vibraciones que afecten al cuerpo, por ejemplo operarios de maquinaria industrial o tractoristas. Estas vibraciones pueden facilitar el desgarro del anillo fibroso.

  • Predisposición genética a anillos fibrosos menos elásticos y resistentes.

  • Desgaste natural de los años

  • Eventos traumáticos como golpes o caídas de altura.