Las hernias discales son unas lesiones comunes, que pueden convertirse en limitantes y  delicadas en la columna vertebral. Una hernia de disco disminuye la calidad de vida de quien la padece. Además de producir dolor localizado, es común que las personas sientan también molestia y dolor en los brazos y a veces en las piernas, pues el dolor de la hernia se irradia hacia las extremidades.

hernia discal

El riesgo de sufrir una hernia discal aumenta con la edad y con el esfuerzo físico excesivo. A pesar de lo anterior, los síntomas secundarios a una hernia discal pueden prevenirse llevando una vida saludable y siguiendo estas recomendaciones: 

  • Evite levantar cargas pesadas. Si en algún momento necesita hacerlo, cuide la posición para levantarla. Haga la fuerza con las piernas y no con la espalda. 

  • Cuide su alimentación, pues el sobrepeso aumenta la carga en la espalda y por ende, el riesgo de sufrir una hernia discal.
  • Realice ejercicios de estiramiento y fortalecimiento como estos. Cuando usted desarrolla los músculos lumbares, ayuda a soportar la carga de la espalda ayudando a la columna.

  • Evite pasar a diario largos periodos sentado.

  • Evite el cigarrillo. Los químicos que tiene disminuyen la capacidad del cuerpo para recibir nutrientes. Eso hace que los discos de la columna vertebral se vuelvan más débiles y propensos a sufrir hernias por desgaste.


¿Qué hacer si tiene una hernia discal?

Si usted ya tiene una hernia discal que no responde a tratamiento médico (fisioterapia, ejercicio, cambios conductuales, analgesicos, antinflamatorios, bloqueos, neurolisis) y no quiere pasar por un procedimiento quirúrgico ampliamente invasivo, debería considerar los procedimientos  mínimamente invasivos en columna vertebral, en especial los percutáneos (sin heridas o incisiones que comprometen tejido sano) y/o endoscópicos (cámaras de video que permiten tener visión directa sobre la lesión).

 

En nuestra clínica hacemos el procedimiento conocido como cirugía mínimamente invasiva de columna o endoscopia de columna. Este tratamiento de alta tecnología se corrige de forma exitosa (85-90% tasa de éxito) el problema de los pacientes. A diferencia de otros tratamientos y cirugías convencionales, los procedimientos mínimamente invasivos de columna se hacen de forma ambulatoria, no requiere anestesia general y la recuperación es muy rápida; así mismo, en pacientes de edad avanzada o con múltiples problemas médicos, este tipo de procedimientos disminuye el riesgo de complicaciones.

En Colombia, el doctor Nicolás Prada es uno de los profesionales con mayor experiencia en este tratamiento y su trabajo es reconocido a nivel mundial. Contáctese con nuestro consultorio aquí.